El CRAS, un producto fácil de usar

24/02/2021

  • En Kayati SL nos gusta presumir de las virtudes de nuestro producto, el cemento demoledor CRAS, y una de las que más orgullosos nos sentimos es de la facilidad de uso de nuestro producto.

El CRAS no solamente es una solución adoptada por los profesionales de la construcción de medio mundo cuando se trata de llevar a cabo demoliciones, sino que es también la elección de cada vez más personas particulares que deben de llevar a cabo pequeñas demoliciones en viviendas, jardines o huertos y que quieren hacerlo por su cuenta.

Las fotos que mostramos en este reportaje pertenecen a un proyecto de este tipo, una demolición llevada a cabo en el patio de una vivienda, con objeto de ganar espacio para la construcción de una terraza.

Cuando se piensa en demolición, suelen venir a la cabeza las imágenes de grandes máquinas, o de explosiones controladas… modalidades que están fuera del alcance de las personas no profesionales del tema. Sin embargo, con el CRAS la demolición puede llevarse a cabo prácticamente por cualquiera.

Solo se necesita perforar la roca o el bloque de hormigón que se quiera demoler, preparar el mortero a base de CRAS y verterlo en las perforaciones, y esperar entre 48 y 72 horas a que la hidratación que se produce en el CRAS genere la fuerza expansiva.

Esta fuerza produce la rotura de la roca o bloque en fragmentos pequeños, fácilmente manejables para su retirada y que permiten avanzar con el proyecto de construcción que se desee, como la construcción de una terraza en el caso que nos ocupa.

Lo que no hemos conseguido es evitar con el CRAS es que haya que hacer el desescombro de los restos de la demolición. Nadie, ni siquiera el CRAS, es perfecto.

 

Ficheros