Valorización en obra

A la hora de definir la valorización en obra, el mencionado Real Decreto 105/2008 acude a la Orden MAM/304/2002, que a su vez remite al anexo I, parte B, de la Decisión 96/350/CE.

Es importante destacar que, según el Real Decreto 105/2008, “se considerará parte integral de la obra toda instalación que dé servicio exclusivo a la misma, y en la medida en que su montaje y desmontaje tenga lugar durante la ejecución de la obra o al final de la misma”.

Esto posibilita el uso de equipos de trituración y machaqueo de madera, áridos, metales y otros productos, para su valorización directamente en la obra.