Desmantelamiento y desguace industrial

6/03/2015

desmantelamiento_y_desguace_industrial

Se entiende por desmantelamiento el conjunto de acciones necesarias para la puesta fuera de servicio de una instalación industrial o una estructura, de una forma segura, selectiva y eficiente económicamente, incluyendo la descontaminación (si no se hubiera realizado antes) y la retirada de todos los residuos generados.

El desmantelamiento de una construcción (edificación o estructura) requiere una planificación previa, el conocimiento de las instalaciones o estructura, un inventario de materiales o sustancias a retirar y unos criterios de descontaminación. La demolición de algunos o todos los elementos constructivos sería una fase más dentro del desmantelamiento.

También dentro del desmantelamiento se incluyen las labores de desguace industrial, consistentes en desmontar y trocear los elementos metálicos (estructura, maquinaria,…), empleando para ellos diversos métodos de corte manual, mediante oxicorte u otras técnicas, y mecánico, mediante cizallas de corte sobre maquinaria portadora.

La labor de desmantelamiento incluye siempre una parte importante de trabajos manuales de desmontaje, separación y gestión de materiales. Además, en el caso de existir residuos peligrosos (ej. amianto, PCB,…) debe realizarse una labor de descontaminación, mediante la actuación de especialistas que los retiren y descontaminen el espacio de trabajo para poder realizar cualquier otra labor.

 

Aciertos y desastres

El desmantelamiento y desguace industrial puede ser un gran acierto, recuperando espacios y generando valor (ej. mediante los ingresos que se generan por la recuperación de metales), o un completo desastre, con grandes costes y sanciones penales al titular de la instalación.

A lo largo de estos años, en la asociación hemos sido testigos de actuaciones negligentes (ej. recuperación de metales descontrolada, generando suelos contaminados) que han tenido un alto coste económico y personal, por ello recomendamos siempre la actuación de empresas especializadas en estas tareas.

 

Finalización de la actividad industrial

Cuando una industria finaliza su actividad industrial, y realiza una parada definitiva de su producción, es conveniente realizar un plan de finalización de la actividad.

De este modo, podrán recuperarse materiales que en ese momento tienen valor, y realizar un desmantelamiento programado del conjunto de construcciones que la componen.

En estos casos, es recomendable contar con la colaboración de una empresa especializada en la elaboración del plan, que puede asesorar en las labores a realizar.

 

Enlaces